Si vendes tus palabras
compraré tus sentimientos,
si canjeas tu voz
me fundiré en tus emociones.

sábado, 11 de febrero de 2012

Hacia el infinito

Avanzamos hacia lo indefinido
horizonte lejano
casi invisible,
no tocable,
distraídos y alocados.


La vida camina cada día,
cuerpo que nos descuentas
momentos para estar aquí...
degusta el buen fin.


De repente el desconcierto
repaso rápido de la vida,
mirada del revés
sumergidos en el miedo
dudando y temblando
de lo evidente y palpable.


Espero me oigas,
mis gritos de lágrimas
que solo unen materia con materia,
para darte mi último abrazo.


11.05.2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario